Sociólogo de profesión, trabajando como publicista

Personal

Un itinerario de cómo pasé de estudiar sociología en Bogotá, a terminar esa misma carrera en Moscú, para luego cursar un semestre en mercadeo en Salamanca, y dedicarme, finalmente, a la publicidad en Tel Aviv.

Estando aún en el colegio, me inclinaba más a las humanidades, así que terminé cursando un semestre de sociología en la Universidad Santo Tomás de Bogotá. El siguiente semestre tuve que aplazarlo porque no teníamos los recursos para pagarlo.

🇨🇴 Buscando una beca, donde fuera…

No haber estudiado durante un semestre en Bogotá me hizo alzar cabeza y buscar una beca universitaria, literalmente donde fuera. Esto me encaminó a Moscú, a la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos, donde estudiaría el idioma ruso durante un año, para luego estudiar mi carrera de sociología por 4 años.

Por cierto, sí, la beca incluía un año del idioma ruso. Seguramente hable más detalladamente en otra nota de cómo encontré la beca. Considera suscribirte a este Blog para saber cuando saque notas nuevas.

🇷🇺 Estudiando sociología en la URAP, en Moscú

Durante la primera mitad del año del idioma, se enseña ruso desde cero, cosas básicas para una comunicación informal. Sin embargo, durante la segunda mitad, enseñan ruso académico, que usarás para estudiar la carrera, hacer trabajos, lecturas, incluso, defender la tesis de grado. Sí… para aprender esas palabras tienes menos de un semestre académico.

Para no hacer esta nota innecesariamente larga, debo decir que estudiar sociología en Rusia, al menos para mí, fue de todo, menos como pensé que sería. Por un lado, creí que todo tendría un enfoque más práctico y menos teórico, y por otro, esperaba un énfasis en los problemas microsociales, y no en las tendencias macrosociales.

Lo que intento decir con lo anterior es que, allá (en Rusia), me dieron más herramientas para medir y predecir, que para investigar y proponer. En este sentido, para mí, un sociólogo sale más preparado para trabajar en agencias que usa datos para X o Y (como publicidad o política), que para usar sus conocimientos en torno a problemas sociales. No pienso que eso está mal, es solo que no era lo que esperaba.

Al final, terminé encontrando interesantes estas materias enfocadas a la economía, marketing, dirección, etc. Tanto así, que terminé haciendo un intercambio universitario en España, para estudiar materias de mercadeo.

🇪🇸 Estudiando mercadeo en la Universidad de Salamanca, España

Después de estar viviendo en Moscú durante 4 años, me di cuenta de que necesitaba un descanso de todo lo que me rodeaba, pero sin frenar mis estudios. La solución fue hacer un semestre en España, a pesar de que solo me falta un año para terminar mi carrera en Rusia.

Pude conseguir un intercambio, gracias a un convenio entre la URAP y la Universidad de Salamanca, diseñado para exclusivamente para estudiantes rusos. Este último detalle me dificulto todo e hizo que tuviera que luchar contra media universidad, incluyendo a decanos, pero al final logré viajar.

Las materias que escogí en la Universidad de Salamanca fueron enfocados al mercadeo e innovación empresarial. Volver a estudiar en español y a un nivel de mayor calidad, fue como una bocanada de aire para ese entonces. Además de estudiar, logré aplicar ese conocimiento, trabajando a distancia en publicidad digital para la empresa de mi padre en Bogotá.

🇷🇺 Mis intereses cambiaron drásticamente

Poco a poco, el marketing fue teniendo un valor mayor en mi vida, tanto que empecé a verme, en un futuro cercano, trabajando en el sector digital y privado.

De vuelta a Moscú, cerré las materias que me quedaron, defendí mi tesis y, finalmente, después de largos años fuera de casa, me graduaba como sociólogo y fijé mi rumbo a Colombia.

🇨🇴 De vuelta a Colombia, como sociólogo y con poca suerte

Ya en casa, estuve cerca de un año buscándome profesionalmente. Como es casi lógico, traté de usar todos los contactos posibles para encontrar trabajo. Busqué oportunidades en agencias y organizaciones de investigación y proyectos sociales, por un lado, y en empresas para trabajar como traductor, publicista o redactor de contenidos, por el otro, lo que saliera primero.

Al final, nunca logré encontrar un trabajo formal para mí. Sólo conseguí trabajar, independientemente, como traductor de ruso y guía turístico, anfitrión logístico en festivales de teatro y poco más. Era tiempo de volver a intentar crecer fuera de casa, esta vez en Israel.

🇮🇱 Me mudé a Israel y terminé como publicista

En Israel, tuve toda la suerte que me faltó en Colombia. Como pocos, encontré un trabajo al poco tiempo de haber llegado al país, para trabajar como traductor y redactor en español, en una empresa de tecnología en Tel Aviv. Me sentía preparado para aplicar el conocimiento que estuve acumulando como estudiante.

Parece que andaba de racha, porque fui capaz de demostrar ser alguien de valor en la empresa, ofreciendo ayuda en varios grupos de trabajo dentro del Área de Marketing. Después de año y medio, fui trasladado al grupo de Media Buying, algo así como compra de espacios publicitarios en medios.

Así, llegamos a lo que me dedico hoy en día, encargado de las campañas de publicidad de TheLotter para América Latina. Compro, administro y pongo en marcha campañas en radio, televisión, medio digitales y redes sociales (con influencers).


Considera suscribirte a este Blog para recibir alertas cuando publique las notas más interesantes. No te preocupes, no llenaré tu bandeja con mensajes 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.